XVII. Epilogo (Spanish)

Pagina 17 de 17

El Río Red continuó eludiendo a la exploración americana por otros setenta años. La Expedición Long de 1819-1820 fue para concentrarse en el Río Red. Partió de Council Bluffs, a través de las llanuras de Colorado, exploró el ámbito frontal de Colorado, y Stephen Long siguió después la parte frontal de las Montañas Rocosas abajo dentro de Nuevo México, buscando un río que saliera de las Rocosas del sur, pensando que sería el Red. Encontraron tal río, empezaron a seguirlo atrás hacia el este, y después de unas 350 millas desembocó en el Arkansas. Resultó ser el Canadian/Canadiense.

Así que la Expedición Long fracasó también en su intento de encontrar el nacimiento del Río Red. En 1852 el gobierno mandó a Randolph Marcy al suroeste para que tratara de encontrar el nacimiento del Río Red. Exploró el Río Red arriba y llegó a aquellos terrenos de cañón del Panhandle de Texas, subió por uno de aquellos cañones realmente dramáticos, que llaman Cañón Tulé, proclamó que era el nacimiento, y durante unos veinticinco años todos asumieron que lo era, hasta que los comandantes del ejército durante las guerras con los indios en los años 1870 empezaron a descubrir más cañones, más arroyos y ríos más lejos en el oeste.

Y así finalmente, en 1877, el Congreso mandó otra expedición bajo la dirección de un tal Ernest Ruffner, que pasó cuatro meses y finalmente hizo el mapa del nacimiento del Río Red. Era el río principal de todo el oeste que debía ser explorado. El nacimiento del Río Red fue finalmente descubierto en la misma década en que se encontró el nacimiento del Nilo en Africa. Se dilató hasta los años 1870.